viernes, 25 de enero de 2013

Tres personas, sospechosas por el asesinato de Rocío Wanninkhof

La Guardia Civil ha reducido a tres los principales sospechosos del asesinato, el pasado 9 de octubre de 1999, en la Cala de Mijas (Málaga), de la joven de 19 años Rocío Wanninkhof, cuando iba camino de su casa en la urbanización La Cortijera. De un total de seis sospechosos que barajaba inicialmente la Guardia Civil, encargada de la investigación, se han descartado a tres de ellos, centrándose en dos hombres y una mujer, supuestamente amigos de la familia, residentes en la zona y que, incluso, habrían participado en las tareas de búsqueda de la joven, según publicaban ayer los periódicos Sur y La Opinión.Asimismo, parece que los sospechosos han intentado durante todo este tiempo confundir a los investigadores, dejando falsas pistas e, incluso, dirigiendo las investigaciones hacia los familiares de la víctima, concretamente, hacia dos de sus tíos, Jesús y Serafín, ya que el asesino dejó el cuerpo en las inmediaciones de un club de tenis, de cuya cafetería estaban intentando hacerse cargo estas dos personas, aunque, finalmente, no llegaron a un acuerdo; intención que, según los investigadores, era conocida por el agresor.

En cuanto al móvil del crimen, la Guardia Civil se inclina cada vez más por la venganza, el odio y el rencor. Según fuentes de la investigación, el asesino de Rocío Wanninkhof, tras cometer el crimen, simuló una agresión sexual, que no fue confirmada por la autopsia practicada al cadáver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada