sábado, 26 de enero de 2013

Los investigadores tienen muestras de sangre del posible asesino de Sonia

El asesino de Sonia Carabantes resultó herido en el forcejeo con la joven, de 17 años, en la madrugada del 14 de agosto en la localidad malagueña de Coín. Los investigadores tienen muestras de sangre de este individuo y buscan personas del entorno de Sonia que utilizaran vendajes en los días de su desaparición. Tras conocerse que las pruebas de ADN vinculan ambos casos, la documentación del crimen de Rocío Wanninkhof es una de las bases que ahora mismo maneja la Guardia Civil para tratar de encontrar al asesino de Carabantes. Las madres de ambas jóvenes esperan que estas novedades ayuden a resolver los asesinatos.


 

 

Encarnación Guzmán y Alicia Hornos, las madres de Sonia Carabantes y Rocío Wanninkhof, respectivamente, coinciden en considerar "positivo para la investigación" que ambos asesinatos estén conectados a través de uno de los autores o cómplices. Hablaron por teléfono en la mañana de ayer y esperan que ahora sea más fácil encontrar a los culpables.

La madre de Sonia dijo ayer que no tenía prisa porque le entregaran el cadáver de su hija para enterrarla. "Lo importante es que los investigadores consigan todas las pruebas para que los culpables paguen por el crimen y cumplan toda su condena; que no vengan diciendo 'no tengo pruebas'; cuando los cojan, que los cojan bien".

El grupo de policía judicial de la Guardia Civil que investiga la muerte de Sonia, el 14 de agosto pasado, ha confirmado al alcalde de Coín y a la familia de la víctima la coincidencia del ADN de restos de tejidos extraídos de debajo de sus uñas, con la saliva de una colilla encontrada en el lugar en donde mataron a Rocío en La Cala de Mijas el 9 de octubre de 1999. Los investigadores creen que el asesino de Sonia resultó herido en el forcejeo con la joven. En las uñas de Sonia había restos de sangre y carne, además de piel, que podría ser de un brazo.

Los investigadores establecieron ayer varias cautelas tras la filtración de los análisis de ADN, que fueron entregados el lunes en el juzgado de Coín y a la Fiscalía. La primera es que "existe la vinculación entre ambos casos", pero todavía no han establecido el grado de implicación y el significado último de la concordancia del ADN. En segundo lugar, a pesar de novedades tan importantes, el grupo de investigación no descarta la implicación de Dolores Vázquez en la muerte de Rocío Wanninkhof. Y quien menos lo descarta es la madre de Rocío, Alicia Hornos, que ayer volvía a acusar a su antigua amiga: "A pesar de la colilla, a Loli la siguen acusando 34 indicios que salieron a relucir durante el juicio". Hornos pensó en un primer momento que la coincidencia del ADN era una "mala noticia a un mes y trece días del nuevo juicio contra Dolores Vázquez por la muerte de mi hija". Pero ayer, "más fríamente llegué a la conclusión de que esto puede ayudar a encontrar a los culpables o a la culpable".

La Fiscalía de Málaga tiene que estudiar los datos aportados por los análisis de ADN y "de confirmarse la coincidencia entre los dos casos esto tendría repercusión en el asunto Wanninkhof", afirmó el fiscal jefe Manuel Villén. Fuentes de la Fiscalía apuntan a una suspensión del juicio del día 14 de octubre contra Dolores Vázquez como una de las posibilidades. Elvira Vázquez, hermana de Dolores declaró a Efe que "Loli, por fin va a salir libre".

Entretanto, la instrucción del caso Carabantes ha pasado del juzgado número 2 al 1 de Coín, según informó el alcalde, Gabriel Clavijo, quien ayer volvió a pedir calma a sus vecinos. Clavijo reconoció que ha habido dispositivos de vigilancia de la Policía Local, para eventualmente proteger a supuestos sospechosos fabricados por la rumorología local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada