sábado, 26 de enero de 2013

El amigo de King ingresa en prisión acusado de encubridor

Robert Graham, amigo íntimo del asesino confeso de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes, ingresó ayer en prisión acusado de encubrir a Tony A. King, cuya identidad parece despejarse. La BBC informó anoche, citando fuentes policiales, que las huellas dactilares de King coinciden con las del estrangulador de Holloway, aunque Scotland Yard no ha confirmado todavía oficialmente este dato.


 

 

La policía británica no ha confirmado oficialmente la identidad de King. Sin embargo, anoche la BBC informó que las huellas dactilares enviadas desde España con la documentación de Tony Alexander King coinciden con las de Tony Bromwich, conocido como el estrangulador de Holloway, barrio del norte de Londres en el que vivía en 1986. La televisión pública del Reino Unido citaba fuentes policiales. Según estaba información, Tony estranguló a cinco mujeres con un cordón hasta dejarlas inconscientes, cuando tenía 19 años. Fue condenado a 10 años de reclusión en un centro de jóvenes delincuentes y salió en 1991, al cumplir la mitad de la condena.

Mientras en Londres se intenta reconstruir el pasado delictivo del asesino confeso de Rocío Wanninkhof, de 19 años, el 9 de octubre de 1999, y de Sonia Carabantes, de 17, el 14 de agosto de 2003, en Málaga continúan los procedimientos judiciales para juzgarlo por los crímenes cometidos en España. Ayer fue enviado a prisión Robert Graham, empleado de una empresa de multipropiedad en Nerja (Málaga) e íntimo amigo de King, que fue detenido el pasado sábado.

Graham negó a la magistrada María Jesús del Río, titular del Juzgado número 6 de Fuengirola, que ayudara a King a deshacerse del cuerpo de Rocío. Aunque el sumario ha sido declarado secreto, parece que incluso Graham habría negado conocer las agresiones perpetradas por su amigo contra distintas mujeres en la Costa del Sol, dos de las cuales terminaron con las muertes de Rocío y Sonia.

En todo caso, el hecho de que este detenido haya sido entregado a la juez de Fuengirola, que lleva el caso Wanninkhof, y no al juez de Coín, que instruye el sumario por la muerte de Sonia, significa que el encubrimiento que se le supone se habría producido con motivo de la muerte de la joven de Mijas en 1999. A los investigadores les ha sorprendido que King ofrezca tantos detalles de cómo mató a Rocío y sea tan impreciso sobre la manera en que dejó su cuerpo en los Altos del Rodeo de Marbella.

El Juzgado número 6 de Fuengirola tiene ahora un titular distinto al que ejercía la función cuando mataron a Wanninkhof. Entonces, el instructor del caso fue Román Martín González López, que ahora está destinado en el número 7 de Málaga capital. Su sustituta, María Jesús del Río, ha decretado el secreto de una instrucción que le llegó de nuevo cuando se aplazó el segundo juicio contra Dolores Vázquez, el pasado 17 de septiembre, tras conocerse, gracias al ADN, la conexión de este crimen con la muerte de Sonia Carabantes. A Graham le asistió ayer un abogado de oficio que estaba de guardia en Fuengirola, Ignacio Pacios Martínez, que dijo a la salida que su cliente "está muy afectado". El detenido, de 39 años, declaró durante cuatro horas antes de ser enviado a la misma prisión en la que King durmió anoche por tercera vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada