sábado, 26 de enero de 2013

King se confiesa autor en solitario de los asesinatos de Sonia y Rocío

Tony Alexander King ha confesado a la Guardia Civil que no sólo mató a Sonia Carabantes, de 17 años, el pasado 14 de agosto en Coín, sino que también fue el autor material del asesinato de Rocío Wanninkhof, de 19 años, perpetrado en Mijas el 9 de octubre de 1999. La acumulación de pruebas y los análisis de ADN que le situaban en la escena de ambos crímenes han acabado por derrumbarle. King, de 38 años, ha asegurado que actuó solo en ambos casos, lo que, inicialmente, exculpa a la única acusada por el crimen de Wanninkhof, Dolores Vázquez. No obstante, la Guardia Civil detuvo ayer a otro ciudadano británico residente en Nerja, como presunto encubridor.

Los investigadores, además, han logrado localizar un Ford Fiesta de color azul en el que, supuestamente, el camarero británico detenido el jueves por el Cuerpo Nacional de Policía trasladó el cadáver de Wanninkhof desde el lugar en el que la asesinó hasta la zona en la que finalmente la enterró. La Guardia Civil pretende analizar a fondo el vehículo para encontrar nuevas evidencias. Mientras, Pedro Apalategui, el abogado de Dolores Vázquez, explicó que su clienta entró ayer en crisis cuando conoció la noticia de que King se ha confesado único autor del crimen de Rocío, y ha exigido a la justicia y a la Guardia Civil que pidan públicamente excusas a Vázquez, que piensa exigir indemnizaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada