jueves, 31 de enero de 2013

El fiscal pide 26 años para Tony King por el asesinato de Rocío Wanninkhof

El británico Tony Alexander King, que cumple una pena de 37 años de prisión por el asesinato de Sonia Carabantes, volverá a sentarse hoy en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Málaga para ser juzgado por la muerte de la joven de Mijas Rocío Wanninkhof (19 ñaos), ocurrido en octubre de 1999. El fiscal pide para King 26 años y nueve meses de prisión en el segundo juicio que se celebra por el mismo caso. En septiembre de 2001 fue condenada Dolores Vázquez sin pruebas suficientes.
King es el único acusado en el proceso por el asesinato de Rocío Wanninkhof, después de que un informe encargado a la Guardia Civil por la juez instructora del caso determinara que no existía ningún tipo de relación entre él y Dolores Vázquez y el también británico Robert Graham, a los que intentó incriminar tras reconocer ser el autor de los asesinatos de las jóvenes Wannninkhof y Carabantes.
El caso del asesinato de Rocío Wanninkhof pasará con letras mayúsculas a la historia de los errores judiciales en España. En septiembre de 2001, un jurado popular condenó a 15 años de prisión a Dolores Vázquez, amiga de la familia. Pero la condena se produjo sin pruebas suficientes, según determinó el TSJA en resolución ratificada por el Tribunal Supremo, por lo que se ordenó repetir el juicio.
Las investigaciones por el asesinato de la joven de Coín Sonia Carabantes, ocurrida en agosto de 2003, dieron un giro radical al caso Wanninkhof. La policía encontró en las uñas de la asesinada muestras de ADN idénticas a las localizadas cuanto años antes en una colilla junto al cadáver de Rocío Wanninkhof y en una bolsa con un pelo de ésta. Tony King, que ya había sido acusado en Gran Bretaña, su país de origen, de varios casos de agresión sexual, se convirtió entonces en el único sospechoso del asesinato de las dos jóvenes malagueñas.
La causa contra Dolores Vázquez, que llegó a estar encarcelada durante 17 meses, fue definitivamente sobreseída por resolución de la Audiencia de Málaga en febrero de 2005.
En la causa que se celebrará en los próximos 15 días en la Audiencia Provincial de Málaga, el fiscal pide 20 años de prisión por un delito de asesinato y seis años y nueve meses por tentativa de agresión sexual contra Rocío Wanninkhof. La acusación particular que representa el abogado Marcos García Montes en nombre de la familia Wanninkhof pide una pena de 20 años de cárcel y sostiene que King cometió el asesinato junto a otras dos personas. El TSJA rechazó la inclusión en la causa de nuevas pruebas que la familia pretendía, una bolsa con ropa interior de Rocío Wanninkhof que alguien dejó en la puerta de su casa en agosto de 2005.
Según el relato del fiscal, sobre las 22.00 del 9 de octubre de 1999, King abordó a Rocío Wanninkhof en un camino de una urbanización de La Cala de Mijas y la llevó a una explanada próxima, donde la asesinó. El cuerpo fue encontrado el 2 de noviembre de 1999, 24 días después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada