martes, 29 de enero de 2013

Robert Graham queda en libertad tras declarar a la juez del 'caso Wanninkhof'

Robert Graham, el amigo de Tony King a quien éste acusó de ser el asesino de la joven Rocío Wanninkhof, declaró ayer durante una hora y media ante la juez de Fuengirola que instruye el caso, que lo dejó en libertad y no ha decretado ninguna medida cautelar contra él, pese a que sigue imputado. Graham negó la versión de su amigo. El abogado defensor de Dolores Vázquez, Pedro Apalategui, concluyó tras oír la declaración que el caso presenta su aspecto "más sórdido e indeseable con estos dos personajes".

 

El hecho de que Graham quedara en libertad sin ninguna condición, aunque siga imputado, parece quitar crédito a la versión de Tony King, principal imputado por los crímenes de las jóvenes Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes. En su última declaración ante la juez, King dijo que Graham fue quien asesinó a la joven de Mijas y relacionó el caso con una turbia trama de mafias inmobiliarias en la Costa del Sol.
La juez instructora, María Jesús del Río, citó entonces a Graham como imputado, pero en la declaración de ayer no encontró indicios suficientes para ir más allá. Graham incluso abandonará España y regresará a Egipto. El ciudadano británico mostró a la juez un billete de ida y vuelta comprado para trasladarse hasta Fuengirola a declarar y dejó un domicilio para recibir las notificaciones en ese país.
Graham ratificó la versión de los hechos que ya dio en una sesión de hipnosis a la que se sometió por indicaciones de la Guardia Civil, y en la que implicó en el caso a "una tal Loli o Doly", nombre con el que supuestamente se refería a Dolores Vázquez, la mujer que fue procesada y condenada por el asesinato de Rocío Wanninkhof y cuya sentencia anuló el Tribunal Superior de Justicia, que ordenó la repetición del juicio. El giro que dio el caso con la detención y confesión de King en septiembre, motivó el aplazamiento de la nueva vista y la retirada de las medidas cautelares que la obligaban a presentarse cada semana en el juzgado.
Graham ya fue detenido en septiembre como encubridor del asesinato de Rocío Wanninkhof, pero la juez le puso en libertad porque el presunto delito ya había prescrito. Ayer se contradijo con la sesión de hipnosis, pues aseguró que nunca llegó a ver el cadáver de la joven de Mijas, cuando en aquella ocasión aseguró que ayudó a King a deshacerse del cuerpo. "Ahora parece tener más lagunas de memoria", dijo Pedro Apalategui.
El defensor de Dolores Vázquez lamentó las versiones que los dos ciudadanos británicos dan en los interrogatorios y aseguró que existe "falta de seriedad" y que el caso "está en manos de dos personajes de cierta sordidez". "Dan ganas de irse", reconoció.
Por el contrario, el abogado que representa a la familia Wanninkhof, Marcos García Montes, aseguró tras la declaración de Graham que tenía "una gran noticia para Alicia" [la madre de Rocío], y aseguró: "Voy a ir por los asesinos sean quienes sean y estén donde estén, esto no puede quedar como un asesinato sin autor".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada