martes, 29 de enero de 2013

La madre de Wanninkhof pide que se esclarezca la aparición de ropa de su hija

El abogado de la familia de Rocío Wanninkhof, la joven de Mijas (Málaga) asesinada hace seis años, insistió ayer en que no pretenden incriminar "a Dolores Vázquez ni a nadie" en la reciente aparición de una bolsa con ropas, algunas supuestamente de la muchacha, y pidió que "se esclarezca esto que sólo perjudica a la familia". Marcos García Montes salió al paso de las noticias según las cuales varias prendas pertenecían a Vázquez. Ésta fue excluida del proceso por la muerte de Wanninkhof, en el que está imputado Tony King. El letrado se remitió al resultado de los análisis del laboratorio criminalístico de la Guardia Civil en Madrid, adonde se ha enviado el contenido de la bolsa. "No acusamos a nadie". "Lo que queremos saber es realmente qué hay aquí".
La madre de Wanninkhof, Alicia Hornos, explicó en una conferencia de prensa en su casa en la Cala de Mijas, que el pasado día 23 llamaron al timbre. Al bajar, encontró una bolsa con algunas prendas que ha "reconocido", aunque no dijo a quién pertenecían amparándose en el secreto de sumario. También contenía "una camiseta de Rocío muy vieja, de hace muchos años", y unas bragas, que según ella, su hija había comprado días antes y que le había enseñado. Hornos aseguró que la prenda estaba manchada con "sangre de regla, y Rocío tenía la regla" cuando desapareció.
En la bolsa había colillas, monedas de peseta, un mechón de cabello que no era de Wanninhof, porque está teñido, una foto de carnet de la joven de cuando tenía 11 o 12 años, y una riñonera. Hornos dijo no saber quién había dejado la bolsa, ni si respondía a una "broma pesada", una "venganza" o si alguien pretende que "esas pruebas salgan a la luz".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada