martes, 29 de enero de 2013

El fiscal y la familia Wanninkhof piden que King siga en prisión

Tony Alexander King, imputado por las muertes de las jóvenes Sonia Carabantes y Rocío Wanninkhof, compareció ayer en los juzgados de Fuengirola en una vista para tratar sobre la prórroga de su prisión provisional en relación con el caso de la joven mijeña. Al igual que en la vista celebrada la semana pasada por el caso Carabantes, el fiscal y la acusación particular, en representación de la familia de Wanninkhof, solicitaron la prórroga de prisión, mientras que su defensa se opuso. El británico, que se dirigió a Alicia Hornos, la madre de la joven, a la entrada al juzgado, dijo ser "inocente" y "víctima de malos tratos".
King compareció en el Juzgado de Instrucción número 6 de Fuengirola ya que en septiembre cumple dos años en prisión, fecha límite para pedir una ampliación de esta medida cautelar, y cercana al juicio por el caso Wanninkhof, que según el abogado de la acusación, Marcos García Montes, se celebrará entre noviembre y diciembre de este año. El letrado alegó la "peligrosidad y alarma social" para pedir la prórroga. Por esta misma razón y por considerar que existe riesgo de fuga, la Audiencia Provincial de Málaga decidió esta semana prorrogar la prisión provisional en el caso Carabantes hasta la fecha del juicio, el 17 de octubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada