viernes, 25 de enero de 2013

La familia de Rocío Wanninkhof dice que la detención de los asesinos puede ser inmediata

La familia de la joven Rocío Wanninkhof, asesinada el 9 de octubre de 1999 en la Cala de Mijas (Málaga), dijo ayer que "el caso está muy caliente" y que podrían producirse detenciones en cualquier momento. Aunque familiares de la víctima no quisieron confirmar que el asesino de la chica sea amigo de la familia y residente en Mijas, como informaron ayer dos diarios malagueños, reconocieron que la detención puede producirse en cualquier momento.Mientras tanto, Alicia Hornos, madre de Rocío, que se trasladó tras el suceso a la pedanía de Arroyo del Ojanco, en Jaén, se encuentra "desesperada" a la espera de que finalice la investigación, según fuentes de la familia.

Los familiares de Rocío Wanninkhof, preparan algunos actos para el próximo 9 de octubre, aniversario de la muerte de la joven mijeña, como una misa en la explanada donde se produjo el asesinato y lugar de encuentro del que partieron las numerosas búsquedas de la chica y que protagonizaron tanto vecinos como familiares y miembros de los cuerpos de seguridad.

Según los rotativos, la Guardia Civil ha reducido a tres los principales sospechosos del asesinato, dos hombres y una mujer, que serían amigos de la familia, residen en la zona y habrían participado en las tareas de búsqueda de Rocío. La participación de un psicólogo de la Guardia Civil parece ser la clave de las indagaciones, según estos diarios, que añaden que la joven recibió 11 puñaladas por la espalda después de ser degollada por su agresor, que simuló una violación tras cometer el crimen y trató de confundir las investigaciones dejando pistas falsas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada