viernes, 25 de enero de 2013

La fiscalía pide que la acusada del 'caso Wanninkhof' siga presa sin pruebas

La Fiscalía de Málaga mantiene su postura de que la única imputada en el crimen de la joven de 19 años Rocío Wanninkhof siga en prisión, a pesar de que un informe de la Guardia Civil ratifica que las fibras halladas en el cadáver no pertenecen a las ropas intervenidas a Dolores Vázquez y que la huella que había en una bolsa junto a su cuerpo tampoco es de la acusada. Ayer, mientras su defensa decía que con esas conclusiones no era 'permisible en un Estado de derecho' que la detenida continuara privada de libertad, el fiscal hacía una interpretación menos categórica del informe para justificar que siguiera en la cárcel.

La Guardia Civil ya dijo hace más de un mes que las fibras no correspondían a las prendas de la detenida. El fiscal pidió una ampliación porque aunque el color no coincidía, nueve de las diez variables comparadas eran idénticas. Quería saber si la exposición al sol y el contacto con el cadáver pudo deteriorar la coloración. Esa ampliación confirma ahora que las fibras no son las mismas. Sin embargo, la fiscalía destaca que el informe reconoce las limitaciones para reproducir las condiciones a las que estuvieron expuestas las fibras, ya que en un cadáver actúan una veintena de ácidos. Según el fiscal, en el estudio no se usó ni la cuarta parte de esas sustancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada