viernes, 25 de enero de 2013

La familia Wanninkhof puede ser excluida del caso porque su letrado se personó fuera de plazo

La personación de la acusación particular tres semanas después de que venciera el plazo puede dejar fuera del proceso judicial en el que se investiga la muerte de Rocío Wanninkhof a la propia familia de la víctima. La Audiencia provincial de Málaga debe decidir la próxima semana si excluye del caso a esta parte -como pretende la defensa de la única imputada- o si permite que la acusación particular continúe personada, como pide el fiscal. El auto de apertura de juicio oral estableció como tope para la personación el 26 de abril, pero el letrado de la familia, José María Garzón, no se presentó hasta mediados de mayo.

El abogado de Dolores Vázquez, la acusada del crimen, esgrimió sentencias del Tribunal Constitucional para sustentar que la exclusión de la familia no supondrá indefensión y que los 'errores' o 'negligencias' han de pesar sobre la persona que los comete. 'Me duele que con mi petición quede excluida, pero son las leyes que rigen el Estado de Derecho', sostuvo Pedro Apalategui, letrado de Vázquez.

El fiscal, Francisco Montijano, reprobó la omisión del letrado, pero argumentó que su presentación extemporánea sólo le excluía de plantear cuestiones previas al juicio y no de todo el proceso. La acusación particular atribuyó su retraso al 'extravío' del emplazamiento y admitió su 'error', aunque entendió que no procedía una 'sanción tan gravosa' como que se le apartara del caso. Su procurador aportó al juez un documento que probaba que el 6 de abril, el mismo día que el juzgado le notificó la apertura de juicio, se lo comunicó a su abogado.

La actuación del letrado de la familia está plagada de fallos. Desde confundir pruebas testificales con periciales y repetir testigos, hasta citar en esa calidad a la propia sospechosa y al juez instructor. 'Por no ser muy críticos, es al menos torpe', apuntó el fiscal y añadió: 'Pero a pesar de su torpeza, debe seguir en el proceso'.

En base a esos errores, la defensa de Vázquez impugnó pruebas, otro de los aspectos sobre lo que deberá pronunciarse la Audiencia. También tendrá que resolver la nueva petición de excarcelación planteada por su abogado. Apalategui reiteró que su permanencia en prisión se sustenta en 'conjeturas sin valor incriminatorio', petición a la que el fiscal se opuso al recordar que se le ha denegado en seis ocasiones y que no se ha producido ningún cambio que justifique su puesta en libertad.

Rocío Wanninkhof, de 19 años, desapareció en octubre de 1999 en las inmediaciones de su domicilio, en Mijas, y apareció apuñalada un mes más tarde en un paraje de Marbella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada