viernes, 25 de enero de 2013

La defensa pide la suspensión del 'caso Rocío Wanninkhof'

La acusación particular del caso Wanninkhof pidió ayer una pena de 20 años de cárcel para María Dolores Vázquez, la única detenida por la muerte de la joven Rocío, de 19 años, quien desapareció el 9 de octubre de 1999 y cuyo cadáver fue encontrado un mes más tarde cosido a puñaladas en un paraje de Marbella. La defensa pide el sobreseimiento del caso.

En su calificación provisional, la acusación sostiene que la sospechosa cometió asesinato y reclama 60 millones de indemnización para la familia de la víctima.

La defensa, por el contrario, insiste en la falta de pruebas, ya que un informe toxicológico confirmó que las fibras halladas en el cuerpo de Rocío no coincidían con las de las prendas intervenidas a la sospechosa.

La Fiscalía reiteró las conclusiones que ya avanzó la semana pasada, en las que pedía 14 años de cárcel por homicidio y 30 millones de pesetas de indemnización.

Tras la audiencia preliminar celebrada ayer, el juzgado de Fuengirola que investiga el caso deberá determinar si sobresee la causa o si procede la apertura de juicio oral. La madre de la víctima, Alicia Hornos, insistió en culpar a la acusada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada