viernes, 25 de enero de 2013

La defensa de Dolores Vázquez alega que se vulneró su presunción de inocencia

La defensa de María Dolores Vázquez, condenada a 15 años y un día de prisión por el asesinato de la joven Rocío Wanninkhof en 1999, pidió ayer ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) su libre absolución al considerar que se había quebrantado su presunción de inocencia durante el juicio. Los representantes legales de Vázquez señalaron en su recurso que, además, en el juicio tampoco jurado supo motivar su veredicto, lo que obligaría a repetir el proceso.

Pedro Apalategui, el abogado de Vázquez, basó su recurso en dos puntos. El primero, que hubo un quebrantamiento de las garantías procesales de la acusada por 'falta de motivación tanto en el veredicto del jurado como en la sentencia del tribunal'. El segundo punto se refirió a la 'vulneración del principio de presunción de inocencia' de María Dolores Vázquez por porque, en la vista oral se confundieron 'conjeturas con indicios'. Si el TSJA tuviera en consideración este punto, la acusada, debería ser puesta inmediatamente en libertad, según Apalategui.

La vista del recurso despertó una tremenda expectación en Granada. A la sede del TSJA acudió, por un lado, la madre de Rocío Wanninkhof, Alicia Hornos, quien manifestó que 'hay pruebas a montones' de Vázquez dio muerte a su hija. Por el otro lado se presentó José Joaquín Martínez, el español que estuvos en el corredor de la muerte de una prisión de Estados Unidos. Martínez acudió para apoyar a la defensa de Vázquez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada