viernes, 25 de enero de 2013

En busca de cómplices

La Guardia Civil aún no ha dado carpetazo a la investigación sobre el asesinato de Rocío Wanninkhof. Ahora centra sus pesquisas en la búsqueda del coche que utilizó la presunta asesina, Dolores Vázquez, para trasladar el cadáver de la joven desde La Cala de Mijas, donde la habría apuñalado, hasta Marbella, donde fue localizado el cuerpo.Las huellas de neumáticos que aparecieron en el lugar del crimen corresponden a un Ford Fiesta, y la acusada posee un Toyota deportivo, de neumáticos bastante más anchos. Este dato, y el hecho de que el charco de sangre en el lugar del crimen indica que el cuerpo permaneció en ese punto varias horas, ha llevado a pensar a la Guardia Civil que la acusada pudo haber alquilado un vehículo expresamente para trasladar el cadáver. Por su trabajo de directora de un hotel en Marbella, Vázquez tenía una relación bastante estrecha con responsables de diferentes empresas de alquiler de vehículos. Esto le hubiera permitido alquilar un coche sin pasar los trámites preceptivos, porque de hecho no consta que la mujer arrendase vehículo alguno la noche del crimen. La investigación se centra ahora en localizar a la persona que supuestamente le alquiló el Ford Fiesta a Vázquez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada