viernes, 25 de enero de 2013

El Supremo revisa el proceso por el asesinato de Rocío Wanninkhof

La Fiscalía y la familia de Rocío Wanninkhof -la joven hallada muerta en Marbella en 1999- coincidieron ayer en solicitar al Tribunal Supremo que ratifique la condena de 15 años impuesta por la Audiencia de Málaga a la única acusada en el caso, Dolores Vázquez. El Ministerio Público y la acusación reclamaron que se revoque la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que hace un año anuló el fallo dictado en Málaga y ordenó la repetición del juicio por falta de motivación del veredicto.


 

 

"Al jurado popular no se le puede exigir la misma motivación que al jurado profesional", sostuvo el abogado de la familia, Marcos García Montes, quien respaldó su tesis con sentencias del Supremo. La Fiscalía mantuvo similares argumentos y concluyó que el veredicto estaba "suficientemente motivado". Montes afirmó durante su exposición que el jurado tuvo muy en cuenta "los múltiples indicios, más de 24," presentados contra la procesada. Añadió que el jurado popular motivó su veredicto en base no sólo a éstos indicios, sino que también tuvo presente la declaración de la propia acusada.

El abogado de Vázquez, Pedro Apalategui, defendió en cambio la sentencia del TSJA. En este sentido, esgrimió que la motivación es esencial para que el condenado sepa cuáles son las causas por las que se le impone una pena, circunstancia que, según el letrado, no se dio con el fallo de la Audiencia malagueña. Es más, recordó que ni siquiera se estableció la prueba de cargo.

Apalategui afirmó que el dictamen del jurado "no tiene contenido" y en él no se establece cuál es la prueba de cargo contra la procesada, quien en la actualidad se encuentra en libertad bajo fianza de 30.000 euros tras permanecer 17 meses en prisión.

Laberinto judicial

Si el Supremo ratifica la sentencia del TSJA, el juicio deberá repetirse en Málaga aunque con otro jurado. Pero si da la razón a la familia, el laberinto judicial no queda resuelto. La causa deberá volver al tribunal andaluz para que éste se pronuncie sobre la segunda causa esgrimida por la defensa de Vázquez contra el fallo de la Audiencia de Málaga: la vulneración de la presunción de inocencia.

El TSJA dictaminó sobre la primera causa -la falta de motivación del veredicto-, pero no entró en el segundo argumento de la defensa.

La familia sostiene que si el Supremo le da la razón, pedirá que vuelva a la cárcel. La madre de la joven, Alicia Hornos, se mostró confiada en que "se hará justicia".

Rocío Wanninkhof, de 19 años, desapareció el 9 de octubre de 1999 cuando se dirigía a pie desde el núcleo de La Cala de Mijas a su casa para ducharse y reunirse con su novio en la feria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada