viernes, 25 de enero de 2013

El abogado de la familia Wanninkhof se opone a la libertad provisional de la acusada

El abogado de la familia Wanninkhof, Marcos García-Montes, se opone a que se le conceda la libertad provisional a la acusada en el caso, Dolores Vázquez. En un escrito presentado ayer ante Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) -que el viernes ordenó la repetición del juicio en el que Vázquez fue condenada a 15 años por el asesinato de la joven de 19 años Rocío Wanninkhof- argumenta que su excarcelación provocaría una alarma social similar a la causada por la decisión de la sección cuarta de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, que decretó la libertad provisional del narcotraficante, Carlos Ruiz Santamaría, alias El Negro, quien se fugó de inmediato.

La petición fue elevada al tribunal un día después de que la Fiscalía solicitara la libertad de Vázquez bajo fianza de 30.000 eutos (cinco millones de pesetas) con una serie de garantías como la retirada del pasaporte y su comparecencia semanal ante el juzgado. El lunes, la defensa ya había pedido su excarcelación con el argumento de que la celebración de un nuevo juicio retrasaría una decisión sobre la situación judicial de la acusada.

En cambio, García-Montes cree la repetición de la vista podría tener lugar en un mes 'siempre que no existan impedimentos procesales o estrategias legales que lo cortocircuiten'. El letrado entiende que no han variado las circunstancias que hace 17 meses impulsaron al juez instructor a decretar la prisión provisional de Vázquez tanto por 'la gravedad de los hechos y alarma social, como en cuanto al riesgo de fuga'.

El abogado remite el escrito al TSJA, aunque en su opinión la competencia corresponde a la Audiencia de Málaga. No obstante, abunda en argumentos para oponerse a su libertad. Así, recuerda que en reiteradas ocasiones el fiscal se pronunció en contra de su excarcelación por el riesgo de fuga. El escrito no alude al cambio de criterio del ministerio público que ahora sí acepta su puesta en libertad, aunque con garantías. García-Montes atribuye incluso una 'actitud amenazante tanto de la acusada como de su familia' hacia su patrocinada, la madre de Rocío, Alicia Hornos, para insistir en que Vázquez no sea puesta en libertad. Además, cita jurisprudencia del Tribunal Supremo y el Constitucional por el que una vez que el inculpado ha sido condenado, la prisión provisional puede mantenerse hasta la mitad de la pena impuesta, aunque el fallo esté recurrido.

Ahora, el TSJA debe tomar una decisión. Se estima que incluso podría conocerse hoy. Por otra parte, la defensa avanzó que no recurrirá el fallo del TSJA. La sentencia estimó el argumento del letrado de Vázquez de que el juicio era nulo porque se vulneraron sus garantías procesales, pero no entró en el segundo fundamento que reclamaba la absolución de su defendida porque se violó su presunción de inocencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada