viernes, 25 de enero de 2013

Un anillo inconfundible y dos bolsas con ropas de Rocío

Un anillo "inconfundible", según fuentes policiales, y una camiseta deportiva perteneciente a Rocío Wanninkhof son los principales indicios que apuntan a que el cadáver hallado en Marbella corresponde a la joven desaparecida el pasado 9 de octubre en Mijas. Eso y el testimonio de un odontólogo, que ha manifestado que un empaste que tiene en su boca la fallecida es idéntico al que tiempo atrás practicó a Rocío.Pese a todo, fuentes de la investigación añaden que no confirmarán la identidad de la víctima al 100% hasta que dispongan de los resultados de las pruebas de ADN llegadas ayer al Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil en Madrid. Los análisis empezarán a realizarse hoy, jueves.

Los mismos medios han revalado que en las dos bolsas de plástico negro encontradas junto al cadáver había unas mallas y una camiseta deportiva con un logotipo comercial que la hermana de Rocío ha identificado como perteneciente a ésta. Esta prenda, que presenta al menos cuatro agujeros causados por los navajazos que el agresor asestó a la muchacha, fue entregada a los forenses para que determinen así la trayectoria del arma homicida y obtengan otros datos útiles para la investigación.

Lo que no se ha hallado es el pantalón que vestía la joven, ni su bolso ni el teléfono móvil. Entre la tierra, en el paraje donde se localizó el cadáver, la policía recuperó unos anillos, uno de ellos ancho y con un diseño "muy característico", que ha sido reconocido por la familia Wanninkhof, pese a que no lleva ninguna inscripción.

Las pruebas científicas intentarán reconstruir los dedos de la víctima, afectados por el ácido corrosivo con que el asesino roció el cuerpo, para sacar las huellas dactilares y confirmar plenamente su identidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada