viernes, 25 de enero de 2013

"¿Por qué has matado a mi hija?"

Loli era una más de la familia. Cuando mi cuñada me llamó para decirme que había sido ella la que mató a Rocío, se lo dije '¡por favor, si ha criado a tus hijas!'. No me lo explico". La familia de Rocío Wanninkhof no sale de su asombro. "Si es ella, que lo pague, pero ¿y si no es..?", se pregunta María del Carmen Valiente, tía de Rocío. Su marido, Amadeo Hornos, estaba más seguro: "Lo que está claro es que ella ha matado a la muchacha y se merece que la cuelguen". La madre de Rocío, Hilaria Hornos, conocida por todos desde niña como Alicia, contó ayer que la Guardia Civil le informó que había sido Dolores y que hace una semana la llamó: "¿Por qué has matado a mi hija?", le preguntó. "¿Cómo puedes pensar eso?", contestó Dolores. "Sabes que has matado a mi hija y a mí me estás matando en vida", insistió Alicia. "Ya lo sé", fue la respuesta. La familia Hornos es originaria de Arroyo del Ojanco, una pedanía de Beas de Segura (Jaén). Hilaria Alicia Hornos estuvo casada con Willem Wanninkhof, director de hotel en Ibiza y, más tarde, de unos apartamentos en Fuengirola. En Ibiza nació su primer hijo, Guillermo, militar de 26 años que vive en Ceuta. En la Costa del Sol nacieron Rosa y después, Rocío, que ahora estaría a punto de cumplir 21 años. Cuando Rocío tenía unos tres años, la pareja se divorció. Amadeo Hornos cuenta que su hermana Alicia "cogió un dinero de la separación y compró una casa con Loli". "Tenían dos casas pequeñitas cada una, las vendieron y compraron una grande", afirma María del Carmen, la cuñada de Alicia. La familia Hornos sostiene que la casa era de las dos pero "se puso a nombre de Loli".

Dolores Vázquez pasó a ser una más de la familia. "Hemos tenido mucho roce. Venía a casa y nosotros pasábamos las Navidades en la suya", dice María del Carmen. "Ella tiene estudios y ha criado a esa niñas muy bien, son unas crías muy educadas, en la mesa y todo". La cuñada de Alicia apunta la titularidad de la casa como el origen de los problemas entre las dos amigas. A pesar de que fue comprada a medias, "Loli no le dio nada; ella se fue y compró otra casita". Alicia se ganaba la vida limpiando apartamentos en la Costa y "últimamente tenía tres o cuatro personas que trabajaban para ella", cuentan las vecinas.

La relación entre las dos se enfrió. "Pero no era tan mala. Hablaban de vez en cuando", afirma María del Carmen Valiente. "Loli era una mujer soltera, que siempre ha estado sola y con esta gente tenía una familia y al verse sola otra vez... Rocío tenía mucho temperamento, le puede haber contestado mal y...". Otra hermana de Alicia, Josefina, sostiene que Dolores tiene "mal carácter y mucha fuerza".

Tras el entierro de Rocío el 19 de noviembre, Alicia Hornos y su hija Rosa se quedaron a vivir en Arroyo del Ojanco. Rosa estaba estos días en casa de su tía Josefina. Vino a examinarse. Está terminando Magisterio. Alicia, que acude una vez al mes a Málaga para recibir tratamiento psiquiátrico, sigue en Jaén, a la espera de noticias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada