viernes, 25 de enero de 2013

El fiscal resalta las contradicciones de la acusada del 'caso Wanninkhof'

La fiscalía hizo ayer un extenso relato de las contradicciones y 'mentiras' en que incurrió la única acusada del caso Wanninkhof, María Dolores Vázquez, para sustentar su acusación de homicidio por la que pidio 14 años de prisión. La defensa mantuvo que Loli 'no es la autora' de la muerte de Rocío y pidió al jurado popular que deberá juzgar el caso un veredicto de no culpabilidad. Hoy declararán la acusada y la madre de la víctima, Alicia Hornos, ya que la jornada de ayer se consumió en la selección de los jurados y los alegatos del fiscal y la acusación, que solicitó 20 años.

A falta de una prueba concluyente contra Loli, el ministerio público se esforzó en poner en evidencia sus contradicciones. Así, recordó que la acusada dijo que el 9 de octubre de 1999, en que desapareció Rocío, no salió de su casa. El fiscal insistió en que sólo cuando una testigo declaró que la vio aquella noche 'agitada y alterada' admitió que había salido a comprar tabaco. Apuntó que en su casa se requisaron bolsas de basura grandes como en la que apareció la ropa de la joven, pese a que la acusada manifestó que no las usaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada