viernes, 25 de enero de 2013

El fiscal del 'caso Wanninkhof' basa su acusación en las contradicciones de la única sospechosa

La Fiscalía hizo ayer un extenso relato de las contradicciones y 'mentiras' en que incurrió la única acusada del caso Wanninkhof, María Dolores Vázquez, para sustentar su acusación de homicidio, por la que pidio 14 años de prisión. La defensa mantuvo que Vázquez 'no es la autora' de la muerte de Rocío y pidió al jurado popular que deberá juzgar el caso un veredicto de no culpabilidad. Hoy declararán la acusada y la madre de la víctima, Alicia Hornos. La jornada de ayer se consumió en la selección de los jurados y los alegatos del fiscal y la acusación, que solicitó 20 años de cárcel.


 

 

A falta de una prueba concluyente contra Loli, como es conocida la acusada, el Ministerio Público se esforzó en poner en evidencia sus contradicciones. Así, recordó que la acusada dijo en un principio que el 9 de octubre de 1999, día en que desapareció Rocío, no salió de su casa. El fiscal insistió en que sólo cuando una testigo declaró que la vio aquella noche 'agitada y alterada', admitió que había salido a comprar tabaco.

Apuntó también que en su casa se requisaron bolsas de basura grandes, como en la que apareció la ropa de la joven, pese a que la acusada manifestó que no las usaba. Incluso añadió que una vecina testificó que le había regalado un paquete porque las utilizaba para sudar cuando hacía footing.

El fiscal, además, incidió en que tres personas atestiguaron haber informado a la acusada de la desaparición de Rocío y que con todas su reacción fue la misma: mostrar el desconocimiento de los hechos.

La defensa intentó probar su inocencia y que aquella noche sólo salió a comprar tabaco. Para ello, recordó que se había quedado al cuidado de su madre impedida y de la hija de una sobrina, que realizó tres llamadas telefónicas entre las horas en que se cometió el crimen y que atendió otra de la madre de la pequeña que le llamó para ver cómo estaba la niña.

El letrado insistió en que ni las marcas del vehículo en el que fue trasladado el cadáver coincidían con las del coche de su cliente, ni tampoco las huellas encontradas en la bolsa en la que apareció la ropa. Además, tachó de 'omisión negligente' que esas marcas dactilares no se hayan investigado a fondo.


Jurado joven y expectación

El jurado que deberá decidir si Dolores Vázquez es culpable o no es mayoritariamente joven. Está compuesto de seis hombres y cinco mujeres. Su selección no ha sido fácil, ya que sus miembros no pueden estar contaminados. Es decir, no deben tener ideas preconcebidas sobre aquellos hechos que deben juzgar. Algo muy difícil en el caso Wanninkhof.Hasta seis recusaciones se produjeron ayer por distintas razones hasta que a última hora de la mañana quedaron seleccionados los nueve titulares y dos suplentes que componen el jurado que hasta el 12 de septiembre deberán escuchar a más de 40 testigos y otros tantos peritos. El juicio ha sido uno de los que más expectación han despertado en Málaga. La prueba son los más de 30 medios informativos acreditados para cubrir la vista que se desarrollará en sesiones de mañana y tarde. Ayer, sobre las 16.30, treinta minutos antes de la hora a la que estaba citada a declarar llegó la madre de la víctima, Alicia Hornos, acompañada de su abogado. Iba vestida de negro y llevaba un portarretrato de su hija Rocío. Pidió 'justicia' y dijo que '14 años no es nada', en relación a la pena solicitada por el fiscal. Comentó que confiaba en el jurado y que esperaba que la acusada fuera condenada a 20 años. 'Que pague, aunque aun cuando pasen 20 años, nadie me devolverá a mi hija', dijo con tristeza. La madre de Rocío comentó que había recibido preparación psicológica para poder sobrellevar el juicio, que 'es revivir todo'. Los familiares de Loli también reclamaron 'justicia'. Igual que su abogado, insistieron en su inocencia y en que está injustamente privada de libertad desde que la Guardia Civil la detuvo el 8 de septiembre del año pasado. Tanto la madre de Rocío como la imputada estaban visiblemente desmejoradas. Ellas, que estuvieron unidas por una relación muy estrecha y hasta compartieron casa, ahora se encuentran frente a frente como acusación y acusada. Aunque se preveía que las dos declararan ayer, la demora en la constitución del jurado, ha retrasado sus comparecencias hasta hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada