viernes, 25 de enero de 2013

Detenida una mujer por el asesinato de una joven en Mijas

La Guardia Civil detuvo ayer por la tarde en Mijas (Málaga) a una mujer de unos 50 años, Dolores Vázquez, íntima amiga de la madre de Rocío Wanninkhof, la joven de esa localidad, de 19 años, asesinada y que apareció muerta el 2 de noviembre de 1999. Dolores ha pasado la noche en el cuartel de la Guardia Civil de Mijas, desde donde debe ser trasladada esta mañana a los juzgados de Fuengirola para que declare ante el instructor del caso.

El sábado 9 de octubre de 1999, Rocío Wanninkhof salió de casa de su novio, en la Cala de Mijas, a las 21.50 para arreglarse en su casa e ir a la feria de Fuengirola. Tenía 19 años. El 2 de noviembre apareció su cadáver en una urbanización de Marbella, a 32 kilómetros de Mijas. El cuerpo estaba apuñalado, quemado con ácido y con señales de violencia. Un año ha tardado la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en investigar los hechos. Al frente del caso ha estado el capitán José María Fuster, que resolvió el secuestro de la farmacéutica de Olot.Sin embargo, el abuelo de Rocío, Juan Manuel Hornos, no acaba de creérselo: "Dolores ha criado a mis nietos y los quería como si fueran sus hijos". Alicia Hornos y Dolores Vázquez eran amigas íntimas. Cuando Alicia se separó de su marido, el holandés Willem Wanninkhof, se compró una casa con su amiga Dolores, que se puso a nombre de ésta, y vivieron juntas. Según señala Amadeo Hornos, el tío de Rocío, "Alicia trabajaba y Dolores cuidaba de los niños".

La madre de Rocío conocía desde hace un mes que las sospechas recaían sobre la detenida. Sin embargo, anoche dijo desconocer el móvil que podría haberla llevado supuestamente a cometer el asesinato de su hija: "Al principio nuestra relación era más estrecha, y aunque después se deterioró, no existieron discusiones ni nada". Vázquez participó en las sucesivas búsquedas que los vecinos de Mijas organizaron para intentar encontrar pistas de Rocío. "Loli nos daba unos besos de miedo", afirma Amadeo Hornos.

La detenida, una mujer rubia de pelo corto, 1,65 de estatura y complexión normal, cuenta desde la semana pasada con un abogado, que la acompañó a declarar el miércoles 30 de agosto ante los agentes de la Guardia Civil que han llevado la investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada