miércoles, 20 de marzo de 2013

Hallan los primeros huesos en el pozo donde el mendigo psicópata confesó haber tirado tres cadáveres


La confesión sé confirmó a 22 metros de profundidad. La policía descubrió ayer huesos en el pozo donde Francisco García Escalero, el mendigo psicópata de 39 años, confesó haber arrojado los cadáveres de tres de sus 11 víctimas, así como la cabeza de otra. La excavación, iniciada hace 11 días, la efectúan poceros del Ayuntamiento. Los cuerpos fueron arrojados hace más de cuatro años, cuando el agujero aún no estaba cegado de escombros.El hallazgo llegó sobre las cinco de la tarde. Los huesos, enteros, no fueron identificados, peto la policía está segura de que corresponden a las víctimas. Para su análisis serán remitidos hoy al Instituto Anatómico Forense. Fueron los detalles que dio Escalero los que convencieron desde un principio a la Sección Sexta de Homicidios. Esta seguridad ha guiado la excavación, en la que los poceros municipales se han hundido por turnos y sin apenas oxígeno en búsqueda de los cuerpos.

El pozo está ubicado en un solar de la calle de Arturo Soria, junto a la M-30, muy cerca del barrio de Bilbao, donde Escalero se crió. Las tapias de un convento de, clausura lo resguardan de las miradas. En ese lugar dormía a menudo el psicópata con otros mendigos. Algunos acabaron convertidos en sus víctimas.

Hasta la fecha, se han confirmado ocho de los 11 crímenes que se atribuyó Escalero. Los asesinados eran conocidos de la calle, amigos de borracheras y hurtos, gente con la que limosneaba en las puertas de las iglesias. Los mataba, confesó, por la espalda, impulsado por una "fuerza irresistible" que le nacía de beber vino y tomar tranquilizantes. Después, según los casos, los descuartizaba, emasculaba o quemaba. La mayoría de los crímenes, de 1987 a 1993, transcurrieron en solares o cementerios próximos a donde creció. Desde su detención en octubre, permanece ingresado en el hospital penitenciario de Carabanchel. Tardó dos meses en confesar. Los psiquiatras que ahora le tratan le consideran un caso "muy complejo". La policía sospecha que pudo cometer más asesinatos. Hoy prosigue la excavación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada