jueves, 21 de marzo de 2013

La muerte de John West, el último capítulo de la "casa de los horrores"


Una familia, los West, sigue marcando la historia reciente de la localidad inglesa de Gloucester. John West, de 54 años y hermano de Frederick, el asesino de la casa de los horrores, fue hallado ayer por la policía ahorcado en el garaje de su casa. Basurero retirado, el muerto estaba siendo juzgado en Bristol por la supuesta violación de su sobrina, Anne Marie, hija de Fred y Rosemary. Esta última cumple cadena perpetua por su colaboración en la muerte de diez jóvenes. Su esposo se colgó también hace dos años en la cárcel acusado de 12 crímenes.John West, casado y padre de cuatro hijos, negó los hechos durante la vista. Según Anne Marie West, por el contrario, la violó a ella y a otra muchacha no menos de 300 veces a lo largo de seis años. El jurado debía emitir hoy su veredicto, pero fue disuelto por el juez al hacerse público el fallecimiento. La policía investiga ahora el caso, pero ha indicado que sólo baraja la posibilidad de un suicidio.

Durante el juicio, John West sufrió una subida de tensión y tuvo varios ataques de pánico. Su esposa Anita se ha mostrado sorprendida por el trágico desenlace porque, según asegura, su difunto marido no era un peligro para nadie. Stephen West, uno de los hijos de Frederick, respondió que su tío había optado por la vía más fácil, desaparecer. "Ahora espero que éste sea el último capítulo de la leyenda de los West", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada