martes, 26 de marzo de 2013

El asesino de cinco mujeres en Castellón opta por no declarar en el juicio


Joaquín Ferrándiz Ventura se acogió ayer a su derecho a no declarar en el juicio que comenzó en Castellón por los asesinatos de cinco mujeres desaparecidas en 1995 y 1996, de los que se ha confesado autor. Sólo abandonó la postura en la que permaneció sentado toda la sesión, con los codos apoyados en las piernas, en dos ocasiones. La primera, cuando manifestó su disconformidad con el relato de los hechos efectuado por el fiscal y las acusaciones particulares, y la segunda, cuando entró a declarar la chica que salía con él entre junio y septiembre de 1995, durante el período en que cometió cuatro de los cinco crímenes. Con ella, Ferrándiz nunca se mostró agresivo.Las declaraciones de dos guardias civiles que comparecieron como testigos dejaron entrever la escasa vigilancia a la que son sometidos aquellos condenados por agresiones sexuales u homicidios que pasan a disfrutar los permisos de tercer grado o la libertad condicional, situación en que se encontraba Ferrándiz cuando cometió los cinco asesinatos. El argumento del fiscal va adquiriendo consistencia ya que considera que la administración no ejerció correctamente la vigilancia a la que debía estar sometido. Los guardias civiles dejaron constancia del prácticamente inexistente examen que se realiza de la lista de posibles sospechosos que, por norma, se solicita a las prisiones cuando se comete algún delito sexual, homicidio o asesinato, ante las muestras de reincidencia de los autores de este tipo de delitos.

Cuando se produjo la primera desaparición, la de la profesora de inglés Sonia Rubio, el 2 de julio de 1995, la Guardia Civil solicitó una lista de los presos condenados por agresión sexual u homicidio que se encontraban excarcelados ese día. Las prisiones de Picassent, en Valencia, la de Tarragona y la de Castellón remitieron la citada lista. En ella, se encontraba Joaquín Ferrándiz, quien había logrado la condicional tres meses antes. Sin embargo, el análisis de los tratados como "posibles sospechosos" no se efectuó, según se desprende de las declaraciones de los guardias civiles. Sólo un agente afirmó haber realizado alguna pesquisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada