martes, 26 de marzo de 2013

La joven que llevó al arresto de Ferrándiz sufrió un trauma al conocer sus crímenes

Joaquín Ferrándiz fue detenido en julio de 1998 después de que la Guardia Civil, que ya le seguía como sospechoso de asesinato, le sorprendiera deshinchando la rueda del coche de una joven, que a resultas de la maniobra sufrió un accidente, y a la que el hombre trasladó al hospital. Esta joven declaró ayer en el juicio a Ferrándiz, que se retomó en la Audiencia de Castellón, y aseguró estar viviendo un "trauma", que comenzó cuando se enteró de que el hombre que la había socorrido había confesado ser el asesino de cinco mujeres.Ferrándiz incluso llamó al hospital para enterarse del estado de la joven a la que había provocado el accidente (el modo operandis para acercarse a varias víctimas) y las madres de ambos tuvieron otra conversación. Una vez dada de alta, ella misma telefoneó el ahora acusado de una tentativa de asesinato contra ella para agradecerle su ayuda. Quince días después, Ferrándiz ingresó en prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada