miércoles, 20 de marzo de 2013

El mendigo psicópata Escalero afirma: "No sé a cuántas personas he matado"


Francisco García Escalero, el presunto asesino de al menos 14 mendigos en distintos parajes de Madrid, habla por primera vez sobre su vida desde el sanatorio psiquiátrico en el que se encuentra internado, en la primera entrevista concedida por él y publicada ayer por La Información de Madrid. Escalero, dice desconocer el número de personas, que ha matado. "Yo no quería matarlas, pero algo muy dentro de mí me obligaba a hacerlo", asegura. "No podía decir que no. Era una fuerza superior a mí que no me dejaba en paz hasta que lo hacía. No podía escapar a ella. Salía de mí".

Francisco García Escalero está ingresado en el hospital psquiátrico de Carabachel, después de haber pasado por la cárcel. Allí se encuentra bien, dice, los médicos le dan calmantes y le controlan su evolución con una pregunta de rutina semanal: ¿alguna novedad?, a lo que responde siempre lo mismo: "Sin novedad".García Escalero confirma la escalofriante confesión que ya trascendió de fuentes policiales: "No sé a cuánta gente he matado. Ya dije a la policía todo lo que recordaba". En cuanto a los móviles, subraya: "Yo no quise matar a toda esa gente, pero tenía que hacerlo porque ese algo me obligaba". Y añade: "Ya no me da eso que me salía de dentro".

Respecto a si desea salir de su reclusión, el mendigo señala: "No sé qué haría fuera, pero me gustaría algún día pisar la calle y dejar esto. Un día me gustaría estar libre y empezar de nuevo. Creo que ya estoy bien, no creo que pasara nada".

En otro momento de la entrevista, el hombre habla de su soledad: "Yo estoy solo, yo no tengo a nadie que me espere. Siempre he estado solo".

Antes de que fuese arrestado, solía ir por temporadas o días a casa de su madre, cerca del cementerio de la Almudena. Su padre ha muerto. El otro familiar con el que cuenta es un hermano que le ha pagado los servicios de su abogado. Pero, el mendigo le ha dicho al letrado que no le recibirá en prisión.

"Yo de joven era muy ligón y creo que tuve cuatro novias. Cuando estuve en la cárcel la primera vez me hice un tatuaje de una mujer en el brazo, pero cuando salga de aquí me lo voy a quitar", dice más adelante sobre sus relaciones con las mujeres y sobre las visitas que recibe, iguales a cero.

En cuanto a su estado, García Escalero asegura: "Estoy bien aquí". Incluso fuma tabaco rubio de marca, cuando antes sólo podía fumar las colillas que se encontraba en el suelo. Y más adelante agrega: "Me aburro, y algún día me gustaría salir a la calle, aunque no sé qué voy a hacer cuando salga. Mientras, espero".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada