jueves, 21 de marzo de 2013

Tras la pista de una gitana asesinada en Eslovaquia


El pederasta belga Marc Dutroux podría ser el asesino de una joven gitana eslovaca, según la Interpol, cuyo jefe en Eslovaquia, Rudolf Gajdos, declaró que se sospecha del belga en relación con un crimen que ocurrió en 1995 en Topolcany, ya que el retrato robot del autor del asesinato coincide en un 60% con el de Dutroux.La policía de Bratislava espera hoy la llegada de un agente belga que cooperará en las investigaciones. Gajdos informó que Dutroux viajó repetidas veces a Eslovaquia desde Austria y estuvo por última vez en el país el pasado día 2.

Un austríaco fue detenido ayer en Viena acusado de prostituir niñas procedentes de Eslovaquia y de producir pornografía infantil. Aún se desconoce si está relacionado con el caso Dutroux.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada