viernes, 29 de marzo de 2013

La letrada del asesino en serie de Castellón insiste en que reciba tratamiento


Rosa Edo, la letrada que defiende a Joaquín Ferrándiz Ventura, reiteró ayer ante el Tribunal Supremo su petición de que el asesino confeso de cinco mujeres reciba tratamiento psicológico en un centro especial adecuado a la 'psicopatía de libro' que padece, como la calificó el fiscal. El Supremo acogió la vista oral de los recursos de casación a la sentencia que condenó a Ferrándiz por los asesinatos de cinco mujeres y el intento de un sexto crimen. Edo mantuvo su solicitud de aplicación de la eximente de enfermedad mental aunque no para la reducción de la pena sino para su 'adecuación a las características del delincuente'.

El fiscal solicitó, al igual que lo hizo durante el juicio celebrado en Castellón en noviembre de 1999, que se declare al Estado responsable civil subsidiario de los crímenes, puesto que el condenado se encontraba en libertad condicional cuando cometió los asesinatos. Esta solicitud fue apoyada por la abogada de una joven que logró salir con vida de su 'encuentro' con Ferrándiz. El fiscal expuso cómo el autor de las cinco muertes era un 'penado' que, según dijo, 'podía y debía estar bajo control policial'. Añadió que se actuó con 'total estulticia' en lo que consideró una actuación 'negligente del Estado' cuando se le dejó en libertad condicional.

El abogado del Estado pidió que se rechace esta petición, entre otras razones, porque en la anterior estancia en prisión, de 1989 hasta 1995, por una anterior agresión sexual, Ferrándiz participó en diversas actividades que le llevaron a lograr la libertad condicional y los funcionarios no podían percibir sus actitudes psicopáticas porque 'engañaba a todo el mundo'.

La letrada de la joven a la que Ferrándiz trató de matar denunció 'graves irregularidades' y 'negligencias en cascada' en la vigilancia sobre el preso liberado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada