domingo, 24 de marzo de 2013

Interpol sigue sin localizar al presunto asesino del 'jardín de los horrores' de Castellón


El presunto asesino de los cadáveres hallados por la Guardia Civil en un jardín de Castellón, Emilio P. A., El Petxina, seguía anoche en libertad y en paradero desconocido, según informó la Interpol en España. La Interpol, que ha recibido una orden de busca y captura contra este individuo de un juzgado de Castellón, intenta localizarlo en Colombia y Bolivia, aunque podría haberse desplazado a otros países suramericanos.

Agentes de la Interpol en España se confesaban "atónitos" a mediodía de ayer cuando la agencia Efe y varios medios de comunicación difundieron que Emilio P. A. había sido detenido en Bogotá (Colombia). "Es muy extraño porque siempre que la Interpol de algún país detiene a algún sospechoso reclamado por España nos lo comunican en menos de una hora", afirmaban.También se mostraban extrañados ante la noticia de que el prófugo "ya estaba localizado". "Eso es ilegal, los policías que lo encuentren tienen orden de detenerlo, no pueden decir que sólo lo tienen localizado", aseguraban en la oficina de Ia Interpol en Madrid, que ha tramitado la orden de busca y captura a varios países suramencanos. En este sentido, ningún estamento de seguridad colombiano reconoció ayer tarde haber detenido a Emilio P. A., según informa desde Bogotá Pilar Lozano.

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Carlos González Cepeda, afirmó desde Castellón que hasta las 15.00 horas no existía confirmación oficial de la detención y dijo que áun no se podía precisar el número de cadáveres hallados en el jardín. "Por el momento todo son especulaciones e indicios que pueden confirmarse o no", añadió.

Sin embargo, fuentes de la investigación aseguraban que habían seguido el rastro del sospechoso hasta una pensión de Bogotá. Las pesquisas se centran en las redes suramericanas de traficantes de droga que operan en Levante. Al parecer, la única comunicación que el sospechoso ha mantenido con España es una llamada telefónica a Castellón.

El prófugo, que regentaba una pequeña tienda de ultramarinos en Castellón, ya había estado en la cárcel con anterioridad por traficar con drogas y se desplazaba con frecuencia a Suramérica. Su mujer, su hijo y su nuera, que permanecen detenidos, han reconocido en un careo ante el juez Josep Lluís Albinyana que el ingeniero de IBM Enrique Benavent, una de las supuestas víctimas de Emilio.P. A., estuvo en la casa y discutió con el prófugo, aunque afirman desconocer si le mató. Fuentes de la investigación aseguran que en la excavación del jardín han encontrado un coche fúnebre que, al parecer, enterró El Petxina hace varios años porque había tenido un accidente y quería evitarse complicaciones, según le explicó a unos vecinos. Su familia regenta una funeraria de Castellón. Los análisis de los restos hallados en el jardín hacen creer a los forenses que podrían ser cuatro los cadáveres enterrados. Los forenses suponen que las víctimas fueron descuartizadas, dado el escaso tamaño de los huesos hallados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada