martes, 26 de marzo de 2013

La policía rastrea el mayor caso de asesinatos en serie de Australia


La policía australiana anunció ayer el descubrimiento de restos humanos descompuestos pertenecientes a nueve cuerpos en bidones y bolsas de la basura halladas en la cámara de un banco cerrado hace cuatro años en la pequeña localidad de Snowtown y en el jardín de un casa de Adelaida, a 150 kilómetros al sur de Snowtown.El hallazgo de los cadávares (ocho en el banco y uno en el jardín) da pie a pensar en la existencia de un asesino o asesinos compulsivos en este Estado de Australia del Sur, cuyo jefe de policía dijo ayer hallarse ante uno de los casos más difíciles de toda su carrera. Los investigadores creen incluso que los restos podrían corresponder a 11 personas. En uno de los bidones se encontró ácido y varios de los cuerpos estaban desmembrados, pero la policía ignoraba ayer todavía cómo se habían producido las muertes y tampoco había encontrado armas asesinas.

Los investigadores no han revelado qué les llevó al banco cerrado de Snowtown, pero tres hombres de 28, 32 y 40 años han sido ya detenidos y acusados de asesinato. No se excluyen nuevas detenciones.

La policía ha descartado hallarse ante un caso de pederastia, drogas, mafias locales o grupos neonazis y trabaja sobre la pista de un fraude a la Seguridad Social. "No creemos que sean asesinatos arbitrarios", dice Paul Schramm, jefe del grupo de investigadores. Schramm reconoce que, aunque no se ha revelado la identidad de los cadáveres debido al avanzado estado de descomposición, se sospecha de quiénes se puede tratar. De hecho, los cuerpos fueron hallados tras un año de investigaciones sobre personas desaparecidas en la región, una de ellas desde 1993. Todas las víctimas eran adultos, en su mayoría hombres.

Este caso supera el que hasta ahora era el mayor número de asesinatos compulsivos en la historia de Australia, perpetrados por Ivan Milat, el llamado asesino de mochileros, quien entre 1989 y 1992 mató a siete excursionistas australianos, británicos y alemanes y los enterró en un bosque de las afueras de Sidney.

NOTICIAS RELACIONADAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada