domingo, 24 de marzo de 2013

Sólo hay dos cadáveres en el 'jardín de los horrores' de Castellón, según las pesquisas


El delegado del Gobierno en Castellón, Carlos González Cepeda, tachó ayer de "especulaciones" las informaciones de medios de comunicación locales y nacionales sobre el hallazgo de cinco cadáveres humanos en el jardín de una casa de Castellón. Fuentes de la Guardia Civil confirmaron que se han hallado dos cuerpos, y que otros huesos y dientes desenterrados podrían pertenecer a animales.

Uno de los dos cuerpos ya fue identificado y se detuvo a tres personas en relación con el caso, aunque el principal sospechoso huyó.Fuentes oficiales confirmaban ayer que los restos hallados en el jardín sólo pertenecen a dos personas y el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Carlos González Cepeda tachaba de "especulaciones" las hipótesis sobre los enterramientos múltiples.

De momento, sólo se conoce la identidad de uno de los cadáveres enterrados en este jardín del barrio de Casas La Breva, en el extrarradio de Castellón. Se trata de Enrique Benavent, un hombre de 34 años desaparecido en 1991 que trabajaba como técnico en la multinacional norteamericana IBM y vivía con sus padres en Riba-roja de Túria (Valencia). Según fuentes de la investigación, Benavent fue asesinado por un asunto de drogas. El segundo cadáver supuestamente enterrado en el macabro lugar pertenece, según fuentes cercanas al caso, a un adolescente.

El principal sospechoso del asesinato de Benavent, el dueño de la casa, Emilio Pellicer, que ya había sido condenado por un delito relacionado con el narcotráfico, sigue huido. La reciente confesión de un recluso de la cárcel de Picassent, Rafael R. L., que al parecer condujo el coche de Benavent desde Castellón hasta Valencia después del crimen, permitió descubrir el jardín de los supuestos enterramientos y detener a la mujer de Pellicer, a su hijo y a la esposa de éste como cómplices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada