miércoles, 20 de marzo de 2013

El 'carnicero de Milwaukee' comía a sus víctimas para sentirlas parte de él


Sin mostrar señales de remordimiento, Jeffrey Dahmer, conocido como El carnicero de Milwaukee, condenado por 17 asesinatos, apareció en una entrevista difundida el domingo por televisión en la que revela detalles de unos crímenes que Figuran entre los más horribles de la historia de EE UU. Explicó, por ejemplo, por qué se comía a sus víctimas: "Era una manera de sentir que eran parte de mí".Dahmer habló con un tono tranquilo y desprovisto de emoción. Los asesinatos empezaron en 1978, cuando mató y desmembró a Steven Hicks, de 18 años. Fue el primero de los 17 asesinatos por los que fue recientemente condenado. Dahmer tiene hoy 32 años y cumple una condena de 999 años de cárcel en una prisión de máxima seguridad en Portage, en el Estado de Wisconsin.

"Siempre supe que estaba mal, pero conforme pasaban los años y la compulsión se volvía más fuerte, matar empezó a ser el principal objetivo de mi vida", explica.

Durante nueve años después del primer asesinato, Dahmer estuvo en el Ejército y no cometió más crímenes. Los asesinatos se reanudaron en 1988, y durante tres anos siguieron un estricto ritual. Cogía a jóvenes en salas de fiesta, saunas o bares, les ofrecía dinero para llevarlos a su piso, les daba una píldora somnífera, les estrangulaba y efectuaba prácticas sexuales con sus cuerpos ya sin vida. Las atrocidades de Dahmer fueron descubiertas el 22 de julio de 1991, cuando una de sus víctimas logró huir de su piso y avisar a la policía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada