miércoles, 20 de marzo de 2013

El 'Chacal de Rostov' culpa a la ex URSS de convertirle en una mala bestia


El maníaco sexual Andréi Chikatilo admitió en su primera intervención en el proceso que se le sigue por el asesinato de 53 personas que era "un error de la naturaleza, una mala bestia", según informó ayer martes la agencia Itar-Tass. El Chacal de Rostov, como le ha bautizado la prensa rusa, trató de convencer a los jueces de que ha sido una "víctima del sistema totalitario" de la antigua URSS.Chikatilo, de 56 años, padre de dos hijos y varias veces abuelo, sembró durante 12 años el terror en la región de Rostov (Rusia central). El propio procesado reconoce haber cometido 55 crímenes, "o quizá más". El Chacal de Rostov está acusado de haber asesinado entre 1978 y 1990 a 21 chicos de 8 a 16 años; 14 chicas de 9 a 17 años y a 18 mujeres jóvenes, todos los cuales fueron violados, estrangulados y apuñalados.

Esta macabra secuencia de crímenes concluyó en noviembre de 1990, tras varios años de investigaciones. Los servicios policiales rusos han sido fuertemente criticados por su negligencia en este caso, que llevó incluso al fusilamiento de un sospechoso de los asesinatos que se le imputan a Chikatilo. El propio asesino fue detenido en dos ocasiones y puesto en libertad por falta de pruebas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada