domingo, 17 de marzo de 2013

Recuperados todos los cadáveres de la matanza de Marsella


La policía francesa descubrió los cinco cadáveres de la matanza de Auriol en las inmediaciones de Marsella e identificó a las cinco personas que integraban el comando del Servicio de Acción Cívica (SAC) que cometió el crimen. La policía deja entender que "nada será ocultado". La carnicería (seis cadáveres de toda una familia) se supone que fue motivada por un ajuste de cuentas a causa de asuntos económicos turbios y documentos comprometedores.Los cadáveres de las cinco personas asesinadas el pasado día 18 de este mes de julio fueron encontrados en una mina abandonada, en donde habían sido enterrados por los asesinos, cinco de los cuales fueron identificados ayer entre los detenidos de los días pasados. Tres de ellos han confesado abiertamente tras el interrogatorio. Son empleados de correos y, como los demás, militantes o simpatizantes del SAC.

Nadie se explica por ahora cómo ese comando asesino pudo actuar tan ingenuamente y de forma tan salvaje. A un niño de ocho años, según declaración de un miembro del comando, le golpearon brutalmente antes de acuchillarlo. Cantidades importantes de dinero y documentos que estaban en poder del policía asesinado con toda su familia, que también era del SAC, serían los móviles de la matanza. La investigación aún no ha dilucidado esta cuestión ni se sabe aún si el presidente de la organización, Pierre Debiziet, inculpado y detenido, estaba al tanto de la operación. Se sospecha igualmente que la policía cubría estas acciones del SAC marsellés.

El SAC es una organización legal fundada por el general Charles de Gaulle y, en el origen, destinada a sostener su acción. Pero, con el paso del tiempo, el de los encargos que le encomendaba la clase política para hacer la guerrilla en períodos electorales o para combatir a la oposición desde la penumbra, el SAC se convirtió en una especie de policía paralela, capaz de realizar toda clase de labores y, por ello, integrada por las gentes más dudosas. Ayer, un ex miembro del SAC, de manera anónima, informó a una emisora de radio sobre algunos aspectos de la naturaleza y de los trabajos del SAC: "Nosotros nos dedicábamos a realizar operaciones de encargo. Constituíamos una brigada dirigida por un responsable de la policía".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada