miércoles, 20 de marzo de 2013

El 'carnicero de Milwaukee' reconoce que merece pasar el resto de su vida en prisión


Jeffrey Dahmer, el carnicero de Milwaukee, reconoció ayer que merecía pasar el resto de su vida en prisión poco antes de que se le confirmaran 15 cadenas perpetuas, sin posibilidad de acceder jamás a la libertad por buena conducta, por haber torturado, asesinado y descuartizado los cuerpos de otros tantos jóvenes homosexuales. La sentencia se fundamenta en el veredicto hecho público el pasado vier nes por un jurado que consideró a Daluner "una persona sana men talmente" y, por tanto, plenamente responsable de lo! 15 asesinatos de los que previamente se había considerado autor material.

La sentencia se conoció después de que los familiares de las víctimas tuvieran la posibilidad de explicar ante el juez cómo se sentían. El relato de 15 familiares de las víctimas fue desgarrador. Dahmer escuchó impasible las palabras de sus acusadores. Algunos de los familiares de las víctimas tuvieron problemas emocionales a la hora de leer los documentos que previamente habían preparado. Una de las mujeres que se dirigió a la sala tuvo que ser detenida por la policía antes de que saltara sobre el cuello del asesino.Dahmer también leyó un documento. El asesino de Milwaukee declaró que no había actuado nunca por odio contra sus víctimas y que había co laborado con la policía para "poder dejar atrás este holo causto". Dahmer pidió perdón a las familias de las víctimas. Leyendo su documento con pausa y con la voz clara, Dah mer reconoció sentirse mal por lo que había hecho, pero -reco noció haber encontrado "la paz" a pesar de saber el dolor que había causado. "Sé.que pa sar mi vida en la cárcel será te rrible, pero es lo que inerezco", dijo.

La condena a 15 cadenas perpetuas también deja al descubierto la tremenda injusticia que representa la pena capital. Dahmer, uno de los asesinos más monstruosos de la historia de la criminalidad, no morirá ejecutado, mientras en algunos Estados del Sur se continúa aplicando la pena capital a asesinos retrasados mentales, y en algunos casos, a asesinos que cometieron sus crímenes en edades adolescentes.

El caso Dahmer evidencia por otra parte, la diferencia de criterios legales que existe en Estados Unidos. Dalimer tiene pendiente un juicio por otro asesinato en el Estado de Ohio, donde sí existe la pena capítal Si es considerado allí culpable de la muerte de su decimosexta víctima, Dahmer, de 31 años dé edad, podria ser condenado a muerte por un solo asesinato y quedar exento de la pena capital en el Estado de Wisconsin pese a haber matado a otras 15 personas. Increíble.

Extradición

Un fiscal de Ohio ha solicitado la extradición de Dahmer para que responda ante la Justicia de su Estado del asesinato en 1978, de un joven llamado Steven Hicks. Mientras se resuelve la petición de extradición, Dahmer será recluido en el Columbia Correctional. Institution, donde el coste diario de un recluso es de 75 dólares.

Los responsables del centro han anunciado que Dahmer estará aislado y sus contactos con otros reclusos será mínimo. El carnicero de Milwaukee.podrá fumar en su celda, preparada para evitar suicidios. Dahmer ha pedido a su abogado que solicite permiso para colocar una pequeña biblioteca y una radio en su celda.

Las familias de las víctimas del condenado han expresado su satisfacción con el resultado del juicio. "Estoy contento de saber que este hombre no volverá a andar por la calle", ha explicado Janie Hagen, hermana de una de las víctimas de Dahmer, Richard Guerrero. Hagen fue una de las personas que saltó de alegría cuando el juez del caso, Laurence Gram, leyó el veredicto del jurado y anunció que Dahmer no era un enfermo psíquico.

El juicio se prolongó durante tres semanas, y en las vistas se explicaron con detalle algunas de las horribles carnicerías cometidas por Dahmer. Durante ellas se confirmó que el acusado había cometido can¡balismo con alguna de sus víctimas y que sus actos eran el resultado de acciones planeadas de antemano.

Dahmer confesó que mató y descuartizó a sus víctimas para no quedarse sólo y que se comió parte de sus cuerpos para revivirles en su interior. También explicó que solía fingir insomnio para que los médicos le recetaran píldoras para dormir. Con las recetas se hacía con las drogas con las que posteriormente adormecía a sus víctimas.

Según el carnicero de Milwaukee, sus víctimas fueron estranguladas, violadas y descuartizadas. Dahmer confesó que utilizó las vísceras para masturbarse y justificó sus actos por el tremendo impacto que le había provocado la visión de la película El exorcista III. También declaró que había planeado montar un altar donde colocar los cráneos y esqueletos de sus víctimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada