jueves, 7 de febrero de 2013

Tony King, condenado a 19 años de cárcel por el asesinato de Wanninkhof

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a 19 años de prisión a Tony King por el asesinato de la joven de 19 años Rocío Wanninkhof, del que un jurado popular le consideró culpable en veredicto dictado el pasado día 13. La madre de la joven, Alicia Hornos, pidió que el caso no quede cerrado y se juzgue a las otras dos personas que según el jurado participaron en el asesinato, y volvió a apuntar el nombre de Dolores Vázquez.
Hornos se mostró satisfecha por la sentencia, pero dijo que se trata sólo del principio y que es necesario que se investigue quién más participó en el crimen, ocurrido en octubre de 1999 en Mijas (Málaga). "Le pregunté [a Tony King] quién había matado a mi hija y me dijo que Dolores Vázquez por dinero".
Vázquez fue condenada por este asesinato en 2002, pero la causa contra ella se archivó una vez que aparecieron pruebas de ADN que incriminaron a Tony King cuando en agosto de 2003 asesinó a la joven Sonia Carabantes en Coín (Málaga). Por este crimen por agresión sexual está condenado a 36 años de prisión, de forma que con ambos asesinatos acumula 55 años de cárcel.
El jurado consideró en su veredicto que al menos otras dos personas actuaron con King en el crimen de Rocío Wanninkhof, aunque era el único procesado. La sentencia justifica esta circunstancia: "Esta cuestión hubo de ser sometida a la consideración del jurado porque el objeto del veredicto nace siempre de las calificaciones definitivas de las partes, y es lo cierto que tanto la acusación particular como la defensa así lo alegaron, la primera a título quizá indicativo y la segunda para fundamentar una circunstancia atenuante como sería la complicidad y no la autoría de su defendido".
La sentencia explica también los fundamentos de la consideración de que King no actuó solo "porque el pañuelo de papel manchado de sangre que apareció en el lugar fue ofrecido por persona conocida de la víctima, porque el reguero rectilíneo de sangre en el monte hacía pensar a los miembros del jurado que el cuerpo fue transportado por varias personas; porque el cuerpo fue puesto a propósito a cinco metros de la valla y no arrojado, en una zona conocida por el entorno de la víctima; y finalmente porque la pegatina, como las utilizadas por las patrullas de búsqueda que se formaron, y que fue encontrada en los Altos del Rodeo, hace pensar en que algunos de los implicados en los hechos participó en tal búsqueda".
En el relato del crimen, el juez se refiere a King como autor de un corte en el cuello y nueve puñaladas a Wanninkhof y sólo introduce la participación de otras personas al hablar del traslado del cadáver. "Después, el acusado, en compañía de otras personas que habían estado presentes y han quedado indeterminadas, arrastraron el cuerpo hasta un terraplén y se dieron a la fuga". La pena impuesta por asesinato "con agravante de despoblado" -el crimen se cometió en una explanada poco iluminada y transitada- es un año menor a los 20 que solicitaron la fiscalía y la acusación particular.
En estado de descomposición
Ambas solicitaron además otros seis años de prisión por agresión sexual, del que el jurado no encontró pruebas para condenar a King. En la sentencia, el juez José María Muñoz Caparrós relata que "es de reseñar que el estado de descomposición del cuerpo en el momento de ser examinado por los médicos forenses impedía encontrar datos, e incluso que la afirmación de la acusación popular referente a que el acusado tocó los senos de la víctima por encima de la ropa, parece referirse a una vez que estuvo apuñalada y muerta.
Lo mismo ocurre con el hecho de que el cadáver apareciese desnudo, lo que sin duda es consecuencia de un acto posterior a la muerte, y todo ello excluiría la tipificación ya dicha de agresión sexual".
King es apodado el estrangulador de Holloway en el Reino Unido donde fue encarcelado en 1986 por estrangular a cinco mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada