jueves, 7 de febrero de 2013

Los psiquiatras confirman que King distingue perfectamente el bien del mal

El equipo de psicólogos y psiquiatras que trataron a Tony King aseguraron ayer en el juicio que el supuesto asesino de Rocío Wanninkhof no muestra "en ningún momento" sentimiento de arrepentimiento o culpa por los hechos de que se le acusa. Según estos peritos, King distingue "perfectamente" entre el bien y el mal, controla sus actos y tiene un grado "muy elevado" de reincidencia y peligrosidad. Hoy se celebra la última sesión de la vista oral.
De acuerdo con el testimonio de los peritos psicólogos, para King prima "siempre el beneficio y la satisfacción personal". Además, el supuesto asesino de la joven de Mijas presenta desprecio a las normas sociales, tendencia a trasgredir la ley, incapacidad de aprender de las experiencias, egocentrismo, tendencia a mentir e incapacidad de amar y de mantener relaciones estables. Este último punto fue rebatido por la defensa del británico, ejercida por el abogado Javier Saavedra, quien indicó al jurado que en 41 años King ha tenido sólo dos ex parejas.
Los expertos insistieron en que ni en las ocho entrevistas en prisión con la psicóloga ni con los psiquiatras King expresó sentimiento de culpa sino "justificación y cierta distancia" tanto con el crimen de Rocío Wanninkhof como con el asesinato de Sonia Carabantes, por el que cumple una condena de 36 años de prisión.
A preguntas de la defensa, los peritos apuntaron que King manifestó verbalmente sensibilidad hacia los familiares de las víctimas, aunque la única emoción profunda que expresó fue hacia su propia hija. Según los psicólogos, en los actos del británico "pesa más la agresividad que el componente sexual". Además, los peritos afirmaron que cuando la situación no le es favorable King tiende a mentir, a exagerar y fingir patologías que no existen y a distorsionar la realidad "en su beneficio".
Los psicólogos indicaron que el ciudadano británico, conocido en las islas como el estrangulador de Halloway, les dijo que "vino a España para olvidar lo vivido" y que les fueron remitidos desde el Reino Unido los antecedentes penales por agresión a mujeres jóvenes, estrangulamiento, violación frustrada, preparación de armas con útiles de pesca o robo, entre otros.

Fibras de ropa

Por otro lado, declararon dos peritos, propuestos por la defensa, que analizaron las fibras de tejidos encontradas en los escenarios del crimen. Estos expertos concluyeron que una de ellas presentaba similitudes en composición y color con unas ropas remitidas desde Málaga y que no pertenecían a la víctima. Interrogados por el fiscal, estos peritos apuntaron que el 25% de las prendas de vestir de todo el mundo están formadas por este tipo de fibras.
Por último, comparecieron dos guardias civiles que analizaron las huellas encontradas en el lugar donde fue encontrado el cadáver de Rocío Wanninkhof, en el paraje marbellí de los Altos del Rodeo. Estos reiteraron que no coinciden ni con King ni con Dolores Vázquez, la persona anteriormente juzgada y posteriormente exculpada del caso junto con el británico Robert Graham.
La sesión de ayer terminó con un psicólogo del centro penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga) que presentó un informe sobre Vázquez realizado antes del anterior juicio. Este informe indica que Vázquez dijo haber soñado con matar a Rocío, aunque durante todas las sesiones realizadas mantuvo su inocencia.
En la jornada de hoy terminarán las pruebas periciales y, por tanto, las últimas declaraciones, aunque el veredicto del jurado podría retrasarse hasta la semana del 11 de diciembre en caso de que no hoy no haya tiempo suficiente para presentar los alegatos de todas las partes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada