jueves, 7 de febrero de 2013

La familia presentará otra querella en la que inculpará a Dolores Vázquez

El abogado de la familia de Rocío Wanninkhof, Marcos García Montes, se mostró ayer muy satisfecho con el hecho de que el jurado dictaminara que Tony King no actuó solo en el asesinato de la joven de Mijas. El letrado, flanqueado por Alicia y Josefina Hornos, madre y tía de la víctima respectivamente, señaló a la salida de la lectura del veredicto que hay que "buscar a los otros asesinos que participaron en el asesinato de Rocío Wanninkhof". A renglón seguido anunció que interpondrá una querella sobre una bolsa que Alicia Hornos halló en la puerta de su casa en agosto de 2005 y que contenía ropa interior y diversos objetos, según ella pertenecientes a su hija asesinada. Esta bolsa, en la que, según la familia, hay colillas de cigarrillos fumados por Dolores Vázquez, acusada y condenada en el primer juicio, no fue admitida como prueba en la vista oral.
A las puertas de la Audiencia Provincial, García Montes recalcó que cuando el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y el Tribunal Supremo anularon el primer juicio contra Vázquez por falta de motivación del veredicto y la sentencia, "dijeron que tenía que celebrarse un nuevo juicio, jamás absolvieron a Dolores Vázquez". Además, recordó que el sobreseimiento "era provisional hasta que el jurado viera si había más personas implicadas", como así ha sucedido.
Alicia Hornos manifestó sentirse "muy contenta", aunque apuntó que "falta por condenar a más personas". Preguntada sobre si está preparada para enfrentarse a un posible nuevo juicio, se limitó a decir: "Mi vida está dedicada a mis hijos y particularmente a Rocío".
Por otro lado, el defensor de King, Javier Saavedra, anunció un recurso para tratar de que a su cliente se le condene como cómplice y señaló que el juicio ha estado "viciado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada