miércoles, 27 de febrero de 2013

Decimotercera víctima del "destripador" de Yorkshire


El destripador de Yorkshire ha atacado de nuevo, cobrando su decimotercera víctima. Esta ha sido la conclusión de la policía británica ante el salvaje asesinato de la estudiante Jacqueline Hill, en un suburbio de Leeds. El cuerpo magullado de la joven de veinte años fue hallado el martes por la mañana a tan sólo unos metros de su residencia. Jacqueline Hill tomó un atajo para llegar a su pensión el lunes por la noche, y en una calle mal iluminada se topó con el psicópata que ha estado aterrorizando a la población en los últimos cinco años.El destripador parece haber cambiado de táctica, atacando a estudiantes en sus dos últimos crímenes, cuando solía asesinar a prostitutas. La policía está convencida de que el peligroso asesino vive en Leeds y trabaja en la región de West Yorkshire.
Jacqueline es la decimotercera víctima del destripador del condado de York, al cual busca la policía inglesa desde hace tres años, en una caza infructuosa que ha costado ya casi quinientos millones de pesetas.
Once de estas trece víctimas eran prostitutas, por lo que la policía piensa que el asesino es un hombre con un profundo odio a ese gremio.
Sus macabras «marcas» aparecen en todas sus víctimas, aunque no han sido reveladas nunca por la policía.
El destripador se burla de la búsqueda policial, habiendo enviado a sus sabuesos cintas magnetofónicas con su voz, cartas y pistas que, sin embargo, no conducen nunca a su detención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada