jueves, 7 de febrero de 2013

El veredicto del 'caso Wanninkhof' queda abierto tras los alegatos finales

El veredicto del juicio con jurado que se sigue contra Tony King por la muerte de la joven de Mijas (Málaga) Rocío Wanninkhof en octubre de 1999 se presentaba ayer muy abierto tras los alegatos finales de las partes. El fiscal sostuvo que existen pruebas directas de "gran contundencia" que incriminan al británico como único autor del asesinato y el intento de agresión sexual sobre Rocío, como las declaraciones del acusado ante la Guardia Civil, y la presencia de rastros de su ADN en el lugar del crimen. La acusación particular pidió que se declare culpable a King, pero insistió en que en los hechos participaron más personas. La defensa admitió que el acusado fue "cómplice", pero "lo que no hizo fue apuñalar a Rocío". Entre las pruebas que, según el letrado, impiden culpar a King está que las bolsas en las que se envolvió el cadáver de la chica presentan huellas que no pertenecen al británico.
El presidente del tribunal del jurado expulsó de la sala a la madre de Rocío, Alicia Hornos, por increpar a King, quien en su derecho a la última palabra acusó de nuevo a Dolores Vázquez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada