viernes, 20 de septiembre de 2013

Juicio al 'carnicero de Rostov', asesino de más de 50 niños y adolescentes

Andréi Tchikatilo, de 56 años, doctor en Filología y ex miembro del partido comunista soviético conocido como el carnicero de Rostov, compareció ayer ante el tribunal de Rostov, en el sur de Rusia, acusado de 55 asesinatos sexuales, cuyas víctimas fueron en su mayorÍa niños y adolescentes y de los que el acusado se ha confesado culpable.

El maniaco, que podría ser condenado a muerte por el tribunal que el martes comenzó a juzgarle, apareció ante las cámaras de televisión, con la cabeza rapada y sentado en la caja de metal de los juzgados mientras leía tranquilamente una revista erótica. El juez tuvo que ordenar silencio en la sala donde los padres y familiares de las niños y adolescentes que fueron violados, apuñalados, desfigurados, cortados en trozos, desmembrados y destripados por Tchikatilo pedían a gritos venganza e increpaban al asesino. El acusado se ha declarado culpable de 55 crímenes, cinco más de los que inicialmente le había atribuido el fiscal. ¡No podemos calmarnos! ¿Cómo podríamos?', respondió una mujer cuyo hijo fue una de las víctimas del carnicero y que intentó romper el cordón policial que escoltó a la sala al carnicero. "Maldito seas, eres un endiablado sádico", gritó, presa de la histeria, otra anciana.

Absorbido en sus pensamientos, Tchikatilo -al que los expertos describen como un hombre social, afable y que no padece ninguna "desviación aparente"- no reaccionó ni mostró signos de darse por aludido y se limitó a quitarse su chaqueta gris y sentarse en el suelo.

Profesor de literatura

Casado, padre de dos varones y con varios nietos, Tchikatilo nació en la región de Soumy, al este de Kiev. Según la prensa rusa, trabajó como profesor de literatura y lengua rusa en un orfanato de Novochajúrisk, en el suroeste de Rusia, antes de hacerse cargo del aprovisionamiento de material en una fábrica de locomotoras. Según estos informes, este nuevo trabajo habría marcado el inicio de su carrera delictiva ya que en 1984 fue expulsado del Partido comunista soviético por robo de material".

Según el sumario de instrucción, Tchikatilo mató a 21 niños de entre 6 y 16 años de edad; 14nifias de entre 9 y 17 años y 18 adolescentes. Todos estos asesinatos fueron perpetrados entre 1978 y 1990, fecha de la detención del carnicero. En su mayoría tuvieron como escenario las regiones de Rostov, VIadimir, Sverdlovsk, Moscú, Krasnodar, Ucrania e incluso Uzbekistán.

La caza del culpable de estos crímenes se-prolongó durante 12 años y ocupó a una brigada especial integrada por unos 50 investigadores y 500 policías. Mujeres policías se hicieron pasar por simples viajeras en los trenes a partir del momento en que varioscadáveres de las víctimas del carnicero fueron hallados en bosques situados a lo largo de las líneas de ferrocarril, con el fin de servir como cebo para el criminal. Además de la especial vigilancia sobre las líneas férreas, diversas cámaras fueron situadas por la policía en el interior de vagones de pasajeros.

Más de 200.000 personas fueron interrogadas en relación con este caso, y un sospechoso fue detenido, acusado, condenado a muerte y ejecutado en el mismo momento en que el sádico realizaba un nuevo crimen. El propioTchikatilo fue detenido en dos ocasiones en el marco de estas pesquisas, pero en ambos casos logró convencer a la policía de que era inocente.

Tras su definitiva identificación, doce años después de la ejecución del primero de los crímenes que ha reconocido, Tchikatilo fue encarcelado en una celda de alta seguridad del KGB en Rostov, ante el temor de represalias de otros detenidos.

A raíz de la detención, su esposa e hijos tuvieron que cambiar sus nombres y trasladar su residencia a otra ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada